Comowiki
Cómo hacer una lámpara de lava casera

Cómo hacer una lámpara de lava casera

A los niños les encantan. Y a nosotros – confesémoslo- también. Una lámpara de lava tiene algo mágico, que nos atrae irremediablemente. La puedes comprar en Amazon u otras tiendas online, pero si te gustan los retos DIY también puedes hacerla tú mismo. Como manualidad de ciencias el experimento “Lámpara de lava” es muy didáctico para los peques y, además, son geniales como elemento decorativo. Así que ya sabes. Si quieres aprender cómo hacer una lámpara de lava casera, has llegado al lugar correcto.

En este artículo aprenderemos todo sobre las lámparas de lava caseras: cómo hacerlas, su historia, de qué están hechas, qué tipos hay, cómo funciona una lámpara de lava y cómo hacer una lámpara de lava original. También trataremos de responder a algunas de las preguntas más frecuentes sobre esta manualidad. ¿Preparados? Pues comencemos hablando un poco más sobre este curioso invento.

¿Cuándo y dónde se creó la lámpara de lava?

El fundador de la empresa de iluminación Mathmos, Edward Craven – Walker, fue el creador de la lámpara de lava. El primer modelo apareció en 1963, con el nombre “Astrolight” o “Astro lámpara”. Cuando fue mostrada en la feria de muestras de Hamburgo en 1965, el empresario Adolph Wertheimer y su socio compraron los derechos para América y se comenzó a producir este artilugio en todo el mundo.  Estas lámparas tuvieron mucho éxito entre la juventud hippie de los años 60 y 70. De hecho, las lámparas de lava Mathmos siguen comercializándose actualmente.

¿Qué hay dentro de una lámpara de lava casera?

Quedarnos medio hipnotizados mirando cómo el líquido de una lámpara de lava sube y baja, en diferentes formas y colores, es algo bastante habitual. Pero, ¿qué produce este efecto? ¿Qué hay dentro de estas lámparas caseras que hace que nos quedemos anonadados viéndolas funcionar?

Pues bien. Lo que suele haber no es más que dos sustancias de uso cotidiano: el agua y el aceite. Estas tienen una peculiaridad: no se mezclan entre sí, puesto que el aceite es menos denso que el agua. A ello se une el efecto de un tercer elemento, que puede ser la sal o una tableta efervescente.

Otras lámparas de lava caseras están hechas con aceite mineral y alcohol. En las lámparas de lava que venden en las tiendas lo que se usa es una combinación de ceras derretidas patentadas.

Tipos de lámparas de lava

Las lámparas de lava caseras pueden distinguirse, principalmente, en: lámparas de lava temporales y lámparas de lava permanentes. Veamos a continuación cómo hacer una lámpara de lava casera de cada tipo:

Lámpara de lava temporal

Si te preguntas cómo hacer una lámpara de lava temporal, lo primero que debes saber es la lista de materiales que te harán falta para este experimento casero. Toma nota:

  • 1 botella vacía de gaseosa o de agua con un tapón. Consejo: trata de buscar una que sea grande, con una capacidad de 500 mililitros como mínimo.
  • Aceite vegetal
  • Agua
  • Colorante alimenticio
  • Sal o una tableta de Alka-Seltzer

A continuación sigue el siguiente paso a paso sobre cómo hacer una lámpara de lava:

  1. En una botella vacía y limpia, comienza a verter aceite vegetal y llénala ¾. Luego agrega ¼ de agua y unas 10 gotas de colorante alimentario. La mezcla debe tener un color oscuro.
  2. A continuación tienes dos opciones: rociar con sal esta solución durante unos 5 segundos o partir una tableta de Alka-Seltzer en varios pedazos y agregarlos a la mezcla. En realidad todas las pastillas con efecto efervescente, como las de vitaminas, pueden servir.
  3. Hecho esto, tapa bien la botella y agítala para que las gotas de agua con el colorante se combinen y se formen masas de lava líquida. Cuando éstas comiencen a moverse, puedes agregar más sal o pastillas efervescentes.
  4. Para ver bien el efecto, coloca una fuente de luz debajo de la botella para que las burbujas que se forman en la lámpara de lava estén iluminadas. Por ejemplo, la linterna del móvil. ¡Mirad qué chulo este vídeo de ExpCaserosKids!

¡Ahora ya sabes cómo hacer una lámpara de lava casera! Este método es seguro para niños, aunque como ya habrás imaginado el efecto de la lámpara de lava es solo temporal. La principal ventaja es que es más fácil de hacer que una lámpara permanente.

Lámpara de lava casera permanente

Los materiales de la lámpara de lava serán distintos si lo que quieres es que la lámpara sea permanente. En este caso vamos a necesitar:

  • Alcohol
  • Agua
  • Aceite
  • Un bote de vidrio transparente con tapa
  • Un subrayador fluorescente amarillo
  • Un vaso
  • Una vela
  • Un mechero
  • Una lata de atún

A continuación sigue las siguientes instrucciones sobre cómo hacer una lámpara de lava casera:

  1. Vierte en el bote de cristal un dedo de alcohol.
  2. A continuación echa un par de gotas de aceite.
  3. Una vez listo, aparta un momento en bote y prepara la mezcla del paso número 4.
  4. Exprime la tinta del subrayador en medio vaso de agua.
  5. Agrega este preparado en el bote pero con cuidado. Cuando veamos que las gotas de aceite suben por encima de la mezcla de agua y alcohol será suficiente.
  6. Llena todo el bote con aceite. Tápalo y déjalo reposar unos minutos.
  7. Pon la lámpara funcionar poniendo en la base una lata de atún agujereada con una vela dentro. Enciéndela y espera la magia!

Ten en cuenta que este proceso no es algo instantáneo y es posible que tengas que esperar un poco. Puedes ver cómo queda la lámpara de lava en este ilustrativo vídeo de ExpCaseros:

Preguntas frecuentes sobre las lámparas de lava

Ahora que ya sabemos cómo hacer una lámpara de lava casera con niños y otra versión más para adultos, veamos algunas preguntas frecuentes que nos han hecho llegar sobre esta manualidad. La primera de ellas es:

¿Las lámparas de lava son peligrosas?

La respuesta es “depende”. Las lámparas de lava comerciales han pasado por muchos test que garantizan su seguridad, si bien en el caso de las lámparas de lava caseras la cosa cambia. Para las lámparas de lava temporales se utilizan productos de baja peligrosidad. Esto hace que sean la mejor opción para realizar este experimento con niños.

Sin embargo, hay dos cosas que debemos vigilar igualmente: si se opta por utilizar pastillas efervescentes, evita que los peques puedan ingerirlas, sobre todo si son muy pequeños. Además, si utilizas una fuente de luz para iluminar la base, ten cuidado de que el recipiente no se caliente demasiado.

Cuando realices una lámpara de lava permanente, piensa que el alcohol y el aceite son inflamables y debes tener mucha precaución, sobre todo cuando se calienten. No es recomendable, por tanto, que los niños hagan solos este tipo de lámparas permanente. Por otro lado, ninguna lámpara de lava debe estar encendida durante muchas horas seguidas, ni siquiera las que venden en las tiendas.

¿Cómo funciona una lámpara de lava?

Aunque el efecto es el mismo, el proceso cambia según las sustancias que contenga la lámpara. Cuando se agrega sal a una solución con agua y aceite, por ejemplo, la sal se asienta en el fondo de la botella, arrastrando una masa de aceite hasta el fondo. Cuando la sal se disuelve en el agua, el aceite regresa de nuevo a la parte superior.

En el caso de las tabletas efervescentes, éstas reaccionan con el agua formando pequeñas burbujas de dióxido de carbono. Tales masas se unen a las del agua con colorante y flotan hacia la superficie. Al reventar las burbujas, las masas vuelven al fondo de la botella otra vez.

En las lámparas de lava hechas con aceite mineral y alcohol, el calor hace que el aceite se expanda un poco más rápido que el alcohol. Cuando ocurre esto, el aceite comienza a flotar y al subir hacia la superficie se enfría y vuelve a hundirse.

Por otro lado tenemos las lámparas de lava comerciales. Éstas funcionan con ceras ligeramente más densas que el agua a temperatura ambiente y ligeramente menos densas al calentarse. Así, al encenderse la lámpara, la cera se mueve desde la base más caliente a la parte superior por el cambio en la temperatura. Los grados que haya en el exterior también influyen en el tamaño y las gotas de cera, pues en invierno las masas serán más grandes y tardarán más en formarse, mientras que en verano se formarán muchas y tendrán un menor tamaño.

Conclusión de la guía ” Cómo hacer una lámpara de lava casera “

Las lámparas de lava son, en definitiva, un objeto original y relajante, cuyo fluir apacible sugiere una corriente de lava capaz de atrapar un buen rato nuestras miradas. Así que nada, ahora que ya sabes cómo hacer una lámpara de lava casera ponte manos a la obra y enséñanos el resultado. ¡Estamos deseando ver cómo os han quedado vuestras lámparas de lava caseras!

Alesia Martínez

Comentarios

Entradas recientes

Síguenos

No seas tímido y únete a nuestra comunidad. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.