Comowiki
Cómo dibujar una fresa

Cómo dibujar una fresa paso a paso

Las fresas son las reinas de las bayas. Su sabor y su característico color rojo marca el principio del verano. Como dibujo son uno de los motivos kawaii por excelencia. ¿Quieres saber cómo dibujar una fresa paso a paso? Pues solo tienes que seguir los consejos y trucos de este tutorial exprés.

Materiales para dibujar una fresa

Todo lo que necesitarás para dibujar una fresa es:

  • Un lápiz.
  • Borrador.
  • Una hoja de papel.
  • Colores o ceras rojas y verdes.

Cómo dibujar una fresa paso a paso

Una vez cuentes con todo lo necesario, puedes comenzar ya a dibujar fresas hasta que te vuelvas todo un experto. El paso a paso que deberás seguir para ello es el siguiente:

  1. Comienza por la base. Lo mejor es que comiences a dibujar una fresa por la base. Para ello, haz un óvalo pequeño en una hoja de papel. Éste debe verse algo estirado horizontalmente.
  2. Parte inferior de la fresa. Dibuja otro óvalo para la parte inferior. En este caso, el óvalo debe ser irregular. Como puedes ver, se estrecha un poco en la parte de abajo. Algo parecido a una bellota.
  3. Elimina las líneas internas. Borra la parte interna del primer óvalo, dejando únicamente el contorno de la fresa.
  4. Traza las hojas inferiores. Una fresa está unida al tallo por hojas que forman una especie de flor o una estrella de mar. Empieza por dibujar las dos hojas inferiores. La primera está curvada hacia la izquierda, la segunda hacia la derecha, como si fueran dos cuernos invertidos.
  5. Sigue con las hojas superiores. Hecho esto, dibuja las hojas que faltan. Desde la primera hoja que dibujaste, crea una línea hacia arriba y forma la tercera hoja. Después dibuja una cuarta que apunte hacia arriba ligeramente y termina con una quinta hoja.
  6. El pedículo. Desde el centro de las hojas, dibuja ahora dos líneas paralelas un poco arqueadas, que se separan ligeramente en el trazo final. Es el pedículo o tallo de la fresa. No olvides conectar las líneas del pedículo y borrar los trazos de la hoja que queden por debajo.
  7. Líneas de las hojas. Desde el tallo dibuja líneas curvas en el centro de cada hoja. Estas líneas no deben llegar hasta el final.
  8. Aquenios, el toque final. Le toca ahora el turno a los aquenios, que son esos puntitos característicos que tienen las fresas. Dibuja óvalos pequeños de distintos tamaños por toda la superficie de la fresa para representarlos.

Llegados a este punto, ya tendrás listo el dibujo.

Ejemplos en vídeo de cómo dibujar una fresa

En este vídeo de YouTube, del canal DibuClases, nos muestran cómo hacer una muy parecida. ¡Mirad qué chula les ha quedado!

Y si lo que quieres es saber cómo dibujar una fresa kawaii, nuestros amigos de 365 bocetos nos dan esta idea:

Cuando ya tengamos el dibujo de nuestra fresa, puedes colorearla para terminar tu obra.

Cómo colorear una fresa

Para pintar la fresa puedes utilizar cualquier tono rojo brillante. Los aquenios puedes dejarlos blancos y pintar otros en amarillo. Por último, colorea las hojas en color verde.

Conclusión

Como ves, dibujar una fresa no es nada complicado. Ahora que ya sabes cómo dibujar una fresa de forma sencilla y en pocos minutos, ¿a qué esperas a mostrarnos cómo te ha quedado? ¡Estamos deseando ver vuestros dibujos!

Alesia Martínez

Comentarios

Entradas recientes

Síguenos

No seas tímido y únete a nuestra comunidad. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.